La selenita

  Este hermoso cristal recibe su nombre según una antigua leyenda al formarse en luna creciente. La selenita blanca tiene una cualidad etérea que la hace habitar entre la luz y la materia.



  La selenita es un mineral que posee una vibración muy delicada que aporta una gran claridad mental. Facilita la apertura de los chakras coronario, dándonos acceso a conciencias superiores y angélicas. Lo mas adecuado en este caso es colocar nuestra selenita sobre la cabeza. Es un mineral de gran utilidad para facilitar la meditación y los trabajos espirituales.

  Este mágico cristal es muy útil para potenciar la comunicación telepática entre personas de una misma disposición mental. Una de estas personas transmite un mensaje especifico o pensamiento al cristal y la otra recibe e interpreta el mensaje. Esta capacidad de absorción y transmisión sutil de información de la selenita hace que las personas sensibles tengan la posibilidad de conocer lo sucedido ante este mineral.

  La selenita además tiene cualidad de aportarnos seguridad. Se puede utilizar para proteger una zona de nuestra casa de malas influencias energéticas así como  para prevenir cualquier influencia perniciosa externa sobre la mente.

  Psicológicamente potencia el juicio y la compresión. Es un mineral fantástico para diluir la confusión y ampliar nuestra compresión, aportándonos claridad y lucidez. Emocionalmente nos transmite calma y serenidad con todo lo que de beneficioso tiene para en nuestra vida diaria.

  Como conclusión añadiremos una serie de propiedades que tradicionalmente se atribuye a este mineral:

- Nos protege y suaviza los ataques epilépticos.
- Invierte los efectos de los “radicales libres”.
- Este es un cristal fantástico para amamantar y alimentar a los niños.

  Como conclusión decir que los efectos mas beneficiosos de la selenita se encuentran principalmente  a niveles energéticos. Y es en este campo donde podremos sacar los beneficios mas interesantes.




http://www.esotericosfehu.com/productos_56_barra-de-selenita.html



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada